Modernidad en Bilbao

Hay que partir de la base de que la modernidad establece nuevos roles entre hombres y mujeres. La vida de familia y trabajo en comunidad en los caseríos se ve desplazada en la ciudad en todos los ámbitos y clases sociales.

ASUNTOS MODERNOS

Respecto a los hombres modernos de la burguesía bilbaina, adquieren un protagonismo en la vida pública de las ciudades, ya que participan de los grandes asuntos que la modernidad establece como importantes lo que les sitúa en un plano diferente, alejado del de las mujeres, que, en principio, no tienen acceso a asuntos como  la empresa, la industria, la banca, la política, la guerra, la paz…

Esta tendencia llegará también al mundo rural de forma que algunos hombres se trasladarán diariamente a trabajar en las fábricas, donde la mano de obra resulta necesaria, lo que provoca aquí también una diferenciación de roles entre hombres y mujeres en el ámbito rural.

En todo caso, estos hombres continuarán siendo  baserritarrak y concebirán su puesto de trabajo como una fuente de ingresos complementaria.

El tranvía de Arratia, ingenio producto de la revolución industrial, fue el encargado de trasladar a esos hombres a sus lugares de trabajo con horarios pautados, nuevas herramientas y nuevos compañeros de faena, muchos de los cuales vendrán de otros territorios con la esperanza de una mejor fortuna. Esta tendencia irá incrementándose a lo largo del s.XX.

 

Y en este clima de cambio, en el siglo XIX se extiende en el ámbito de la ciudad una inquietud por todas las novedades e invenciones modernas que estaban cambiando el mundo. Los anuncios y publicidades que recogían los diarios y publicaciones de la época prometían remedios milagrosos prácticamente para todo, artilugios prodigiosos de todo tipo y servicios de lo más novedosos. Por otra parte, las noticias que llegan del extranjero a través de la prensa, generan curiosidad por conocer otros paisajes, culturas, inventos…  en los que inspirarse.

Sin lugar a dudas, fue el tren el gran protagonista de la época; el que les acercó al mundo. Transportaba mercancías y personas abriéndose camino desde lo más cercano hasta lo más lejano a una velocidad desconocida. Nuevas imágenes y nuevas perspectivas ante sus ojos. Nuevos caminos que les procuraron nuevos objetivos.

Entre los ingenios más sorprendentes, cabe destacar el automóvil por su repercusión social y por las posibilidades que ofrecía para viajar. Se implantarán nuevas costumbres y aficiones, entre ellas la de conducir, relacionadas con el mundo del deporte, pues fueron muchas las modalidades que llegaron del extranjero. Las citas y competiciones eran tantas como las disciplinas deportivas: pruebas ciclistas, carreras de automóviles, carreras de motos, fútbol, boxeo, modalidades de frontón, subidas al monte…  Cabe destacar en este sentido, la creación de la «Sociedad Gimnástica Zamacois» (1894) que luego se convirtiera en el «Club Deportivo de Bilbao» (1912). El entrenamiento del cuerpo y la competición despertaron gran interés entre los hombres.

Eran muchos los temas de conversación y discusión en torno a los asuntos modernos que tenían lugar en los cafés, tabernas y clubes de la época. Además de charlas sobre las nuevas costumbres y aficiones, la política y las condiciones laborales serán temas centrales que abordarán en este periodo convulso y conflictivo. Una revolución sin precedentes, provocó tener que enfrentarse a problemas desconocidos hasta el momento. De inicio, la acumulación de capitales había provocado una acumulación de personas en torno a las ciudades con consecuencias y problemáticas sociales de todo tipo.

El desarrollo de la ciencia y el método científico se irán difundiendo también en nuestro entorno y tarde o temprano todas las disciplinas tendrán cabida en el ámbito académico, fundamentalmente de la mano de los intelectuales de la época. Cabe destacar la importancia de la lingüística, pues es en este período cuando se crean la primera Cátedra de Euskera en Bizkaia (1888), Eusko Ikaskuntza (1918), Euskaltzaindia (1919) y se produce el resurgimiento de la Sociedad Bascongada de Amigos del País. Volverá a renacer el interés y la preocupación por el euskara en el ámbito del estudio y la investigación.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies